De momento, Netflix parece una máquina imparable: el gigante del streaming no sólo sigue creciendo en cuanto a su catálogo, sino también en lo referido a la producción de contenido original y la adición de grandes nombres a sus filas.

En el último tiempo, la compañía sumó a su familia creativa a estrellas de primer nivel como Jerry Seinfeld, David Letterman, Shonda Rhimes y Ryan Murphy, por nombrar sólo a algunos. Pero los próximos fichajes de la empresa no vendrían procedente del ambiente del entretenimiento, sino de la política.

Según informa The New York Times, Netflix estaría en tratativas para contratar a nada más y nada menos que al ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a su mujer, Michelle.

De acuerdo con el artículo del Times, las negociaciones estarían en una etapa “avanzada” y serían para “producir una serie de programas de alto perfil”.

Fuentes cercanas a la situación le contaron al diario que Obama no usaría la plataforma como medio para responder o criticar al actual presidente Donald Trump, sino que la idea sería producir shows que se enfoquen en destacar historias inspiradoras.

Además, otra de las propuestas sería un programa en el que el nacido en Hawaii modere diálogos sobre diferentes asuntos tales como la atención médica, los derechos al voto, la inmigración, la política exterior y el cambio climático.

“El presidente y la señora Obama siempre han creído en el poder de la narración para inspirar”, dijo Eric Schultz, asesor del ex mandatario.

“A lo largo de sus vidas, han alzado historias de personas cuyos esfuerzos por hacer una diferencia están cambiando silenciosamente el mundo para mejor. Mientras consideran sus planes personales a futuro, continúan explorando nuevas formas de ayudar a otros a contar y compartir sus historias”, continuó Schultz.

Por otro lado, el Times también dejó saber que los Obama recibieron propuestas similares de parte de otras compañías rivales a Netflix como Apple y Amazon.

Por

Maximiliano Rivarola